Como comunidad educativa acompañamos a los niños que se encuentran rindiendo las pruebas DSD B1 y B2/C1 en estos en estos días

El Deutsches Sprachdiplom (DSD), es un examen internacional que mide los conocimientos sobre el lenguaje alemán y que evalúa a niños en todo el mundo, certificando que quienes lo aprueban acreditan las competencias lingüísticas necesarias para cursar estudios universitarios en Alemania.

Esta prueba se compone de dos etapas: B1, donde se evalúa la capacidad de expresarse y dar su opinión de manera sencilla con contenidos y temáticas preparadas por los alumnos de manera previa; y el nivel B2/C1, mide la capacidad de los alumnos de expresarse en relación a temas contingentes con una profundidad mayor y su capacidad de manifestar opinión en temas y materias complejas.

Queremos felicitar y acompañar a los 12 alumnos que se encuentran rindiendo las pruebas DSD B1 y a los cinco que están dando la B2/C1, ambos en la sección oral en estos días y señalarles que como comunidad educativa nos sentimos orgullosos de la madurez con que enfrentan este proceso.

“Es muy rico el ambiente que se ha producido estos días en el colegio. Existe un acompañamiento latente a los alumnos que se encuentran dando estas evaluaciones. Puedes ver a los más chiquititos que al pasar por las salas donde se están realizando las evaluaciones, guardan silencio de manera respetuosa, también los profesores dándoles apoyo a los alumnos, los que muchas veces están nerviosos en estas instancias”, señala Andrea Feddersen, jefe del Departamento de Alemán del colegio.

La corrección de las pruebas escritas se realiza en Alemania y los resultados serán informados a fines de año.

 “Siempre le digo a los alumnos que el alemán abre puertas y estas pruebas son una llave que puede llevarlos a nuevos horizontes y que esta herramienta que les entrega el colegio es una súper buena oportunidad para ellos. El desafío nuestro está en ayudarlos a comprender y valorar estas instancias y cambiar el paradigma del idioma, darle más énfasis y hacerlo más lúdico y tangible para ellos”, señala Andrea.

Por su parte, Alexander Saal, Bundesprogrammlehrkraft (BPLK), quien vino desde el Colegio Alemán de Los Ángeles para evaluar a los jóvenes para el nivel B1, señaló “Esta todo funcionando en orden, muy bien organizado y se ve preparación por parte de los niños”.

¡Viel Erfolg liebe Schüler und herzliche Glückwünsche, weil ihr in dieser Zeit euer Bestes gegeben habt!